A medida que tu emprendimiento, empresa, o compañía va creciendo, las responsabilidades no dejan de aumentar. ¿Empiezas a sentir que ya no te alcanzan las horas del día para completar todas tus tareas? . ¿El cansancio se está acumulando y está afectando a tu trabajo y generación de ideas? Probablemente es así, pero es normal sentirse abrumado. Sin embargo para que tu negocio pueda crecer y ser exitoso, es muy importante contar con un equipo autónomo. para delegar tareas. Esto significa que tienes más manos y cabezas que te podrán apoyar con el desarrollo de distintas funciones y así disminuir tu sobrecarga laboral.

Para que tu equipo de trabajo funcione, es importante que tomes el liderazgo y puedas delegar distintas funciones. Esto no solo va a quitarte la sobrecarga de trabajo que llevas encima, sino que también beneficiará a tus colaboradores dentro de su proceso de desarrollo y aprendizaje. 

Delegar tiene varios beneficios, el principal, es el tiempo que te da para pensar y crear nuevas maneras de desarrollar tu negocio. [Tweet «La innovación es necesaria para cualquier empresa y requiere de tiempo y esfuerzo.»] Este tiempo te servirá también para capacitarte en áreas que no son tu fuerte y así poder perfeccionar tus habilidades para lograr mejores objetivos. Por otro lado, al delegar, la jerarquía entre tú y tu equipo disminuirá, por lo tanto, la comunicación y la integración se facilitarán ayudado a que todo el equipo trabaje más productivamente por un mismo objetivo.

Para poder delegar eficazmente y apoyar al desarrollo de tu equipo y tu empresa, es necesario saber cuándo y cómo debes delegar. Identificar qué tareas puedes delegar es muy importante. Aquí te compartimos una pequeña lista de clasificación de tareas para que puedas aplicarlas a tu propio negocio.

  • Tareas pequeñas. requieren una corta cantidad de tiempo para completarse, pero que se acumulan con el tiempo. Son acciones sencillas que un asistente podría llevar a cabo, como programar reuniones, reservar vuelos o responder correos electrónicos.
  • Tareas que consumen mucho tiempo. Al dividirlas en acciones más cortas es más fácil delegarlas. Si regularmente realizas una tarea que lleva mucho tiempo, busca oportunidades para asignar algunas acciones o partes de esa tarea a tus colaboradores.
  • Tareas enseñables. Si una tarea no requiere experiencia y podrías enseñarla fácilmente, debes considerar esta tarea para delegarla.
  • Tareas que no son de tu expertise. Déjale el diseño, la redacción y el análisis de datos a las personas con la expertise para realizarlas.
  • Tareas urgentes. No hay tiempo para dejarlas para luego y tienen un gran nivel de importancia, entonces es imprescindible que las delegues a otros miembros de tu equipo.

delegar tareas

Una vez que tienes establecidas las tareas, ¡es momento de delegarlas! Aquí  te ofrecemos 5 sencillos pasos para hacerlo:

  1. Reparte eficientemente las tareas

Al momento de delegar, es necesario tener en consideración el estado en que se encuentran los equipos, de modo que puedas identificar a ciencia cierta qué colaboradores cuentan con las capacidades, herramientas y tiempo para cumplir las funciones asignadas satisfactoriamente.

  1. Establece claramente objetivos y responsables

Si asignas a tus colaboradores nuevas tareas que no habían realizado antes, es necesario que primero les expliques claramente en qué consiste el requerimiento y qué resultados esperas lograr. Esto es crucial cuando se trata de un equipo. En este caso es importante también designar los responsables de cada función asignada.

  1. Provee soporte y comunicación

No basta con solo encargar tareas a tus colaboradores, debes también proveer canales adecuados para el soporte y la comunicación en el ejercicio de sus funciones. Es decir, debes estar disponible para responder sus preguntas, para orientarlos y para monitorear su avance.

  1. Ofrece feedback

Esta es una de las consideraciones más importantes en el proceso de delegar tareas. Es necesario que reconozcas cuando tus colaboradores han cumplido óptimamente su función, así como les brindes la guía adecuada en el caso contrario.

  1. Invierte en tecnología o capacitación

Dependiendo del rubro de tu negocio, a veces puede ser necesario invertir en tecnología que facilite o acelere procesos que, de otra manera, son manuales o toman tiempo valioso de tu equipo.

Si ello no aplica a tu sector, una opción muy pertinente es invertir en la capacitación de tus colaboradores. Entrenarlos para realizar tareas nuevas no solo traerá beneficios en el corto plazo; a largo plazo, también puede resultar en nuevas propuestas que beneficien a tu empresa.

“Delegar significa confiar en las capacidades de tu equipo y motivarlos a crecer junto con la empresa.” Nosotros en IMPAQTO hemos hecho un arduo trabajo como equipo para poder brindarte los mejores espacios de coworking del país y gestionar todas las necesidades de una oficina que podrían ser tediosas para ti solo.

Conoce más sobre nuestros planes y membresías flexibles, haz click aquí  

Comenzar chat
Hola👋🏼
¿En qué podemos ayudarte?