Antes del COVID-19, de alguna manera u otra, todos disfrutábamos trabajar desde casa. ¿Nos equivocamos?

Significaba tener el lujo de poder dormir un poco más, evitarnos el viaje de la mañana y pasar un día tranquilo pensando profundamente en la comodidad de nuestro apartamento.

Pero ahora, nos damos cuenta que esa no es la realidad. Todos los vecinos están aquí, escuchando su música, corriendo en sus caminadoras y gritando en sus llamadas de Zoom.

Este artículo es una versión editada de otro documento escrito por Dr. Fields, para Medium. (Puedes ver la versión completa aquí: https://medium.com/age-of-awareness/are-you-working-from-home-or-living-at-work-5c925ac2db5b)

En IMPAQTO, al igual que muchas otras empresas alrededor del mundo, comenzamos a normalizar el trabajo remoto hace un tiempo, lo cual fue visto como una ventaja. Lo veíamos más como una recompensa o un privilegio para los buenos empleados que como un derecho. Aunque éramos bastante flexibles, nuestros empleados tenían que demostrar que podían ser productivos fuera de la oficina.

Pero ahora, nuestra gente, todos ellos, deben trabajar desde casa si quieren mantener sus trabajos, ya que todos debemos cumplir con las medidas para detener la pandemia y mantener a la empresa en marcha.

Estamos comprometidos en uno de los mayores actos de solidaridad social de la historia y sabemos que vale la pena, pero eso no significa que ha sido fácil. Algunos de nuestros trabajadores se han visto obligados a sacrificar sus estilos de vida por completo y otros arriesgan sus vidas para proporcionar servicios esenciales.

También sabemos que tenemos suerte de poder trabajar mientras luchamos por esta pandemia, pero eso también tiene un costo. No solo hemos obligado a las personas a proporcionar sus propios espacios de trabajo, sino también nos hemos apoderado de sus hogares.

En algunos casos, tenemos la suerte de tener un apartamento cómodo y espacioso con una oficina designada – aunque no hayamos pasado suficiente tiempo preparándola para que funcionara tan bien como de repente necesitábamos.

Por el contrario, algunos colegas luchan por el espacio en una esquina o en un lavadero. Algunos solo tienen una mesa o superficie similar a un escritorio en la casa, y hay otros que no tienen ninguna.

Cuando todos vamos a la oficina, estas circumstancias de estilo de vida, son en su mayoría irrelevantes. Ahora que no tenemos otra opción más que trabajar desde casa, lo cual para algunos significan una degradación severa en las condiciones laborales del empleado.

No hay nada flexible en estos arreglos cuando uno no tiene a dónde ir. En lugar de hacer que el trabajo sea más cómodo, las circunstancias actuales corren el riesgo de hacer que el hogar lo sea mucho menos.

En IMPAQTO, nos enorgullecemos de nuestra flexibilidad y adaptabilidad. En este momento, eso significa superar circunstancias emocionalmente difíciles y hacer el trabajo que tiene que hacerse. Solíamos pensar en nuestros hogares como espacios seguros, refugios de las dificultades de los días largos y los clientes exigentes, y ahora sentimos que eso lo hemos perdido.

Ahora es el momento de brindar orientación a nuestros empleados para que ellos solos puedan tomar decisiones informadas sobre escenarios que podrían incluir cambios en su lugar de trabajo. Nosotros nos hemos dedicado a dar capaciones y flexibilidad para que nuestros empleados se empoderen de su tiempo y espacio y así puedan trabajar donde se sientan más cómodos, saludables y sean más productivos.

Los espacios de trabajo compartido, como nuestras sedes de Coworking, que siguen todas las medidas de bio-seguridad establecidas por el gobierno, nos han permitido brindar mucha más flexibilidad y satisfacción no solo a nuestros empleados, pero a muchos trabajadores que han decidido cambiar su estilo de trabajo tradicional al trabajo híbrido.

Muchos se han dado cuenta que trabajar desde casa permite una mayor flexibilidad, pero que realmente nadie quiere que su lugar de trabajo sea “demasiado flexible”.

El trabajo hibrido es como tener lo mejor de los dos mundos. Provee a los empleados la libertad necesaria para trabajar desde casa cuando así lo prefieran, pero a la vez, proporciona un espacio seguro y necesario fuera de casa.

Los modelos de trabajo hibrido correctamente establecidos permitirán a las empresas reclutar mejor talento, lograr innovación y crear valor para todas las partes interesadas. Y empezamos con seguridad ahora, podemos definir un futuro del trabajo que sea más flexible, digital y con propósito.

Conoce más sobre nuestros planes y membresías flexibles aquí

Comenzar chat
Hola👋🏼
¿En qué podemos ayudarte?