Actualmente las mujeres ocupan más puestos de trabajo cara a cara, por lo que han sido afectadas desproporcionadamente durante la recesión del COVID-19. Durante la revolución industrial los hombres perdían más sus empleos por trabajar en manufactura o construcción, pero durante esta situación global han sido las mujeres. Aquellas que lograron mantener sus trabajos, enfrentan retos extras, son interrumpidas 50% más que los padres durante el trabajo remoto. Según un estudio del instituto UCL.

A continuación te contamos algunas estadísticas, sobre el tema y algunas soluciones a esta preocupante situación. 

Según un estudio expone el desequilibrio laboral entre hombre y mujeres, las madres trabajadoras han podido hacer solo una hora de trabajo remunerado ininterrumpido por cada tres horas realizadas por los hombres durante el encierro, el instituto de educación de la UCL dice que las madres son más propensas que los padres a perder sus trabajos durante el encierro, lo que aumenta los temores de que la crisis del coronavirus haya exacerbado la desigualdad y podría conducir a un aumento de la brecha salarial de género.

El estudio encontró que las madres tenían un 23% más de probabilidades que los padres de haber perdido su trabajo temporal o permanentemente durante la crisis, un 47% más de probabilidades de haber perdido permanentemente su trabajo o renunciar y un 14% más de probabilidades de haber sido despedidas.

En las familias en las que el padre había dejado de trabajar mientras su pareja continuaba, en promedio realizaban la misma cantidad de trabajo doméstico, mientras que la mujer realizaba un promedio de cinco horas de trabajo remunerado al día.

¨El tiempo que dedican los padres  a las tareas del hogar y al cuidado de los niños, haciendo casi el doble de horas que en 2014 y 2015,  puede provocar cambios en las actitudes de los padres, madres, niños y empleadores sobre el papel de los padres en la satisfacción de las necesidades familiares de cuidado infantil y trabajo doméstico durante la semana laboral¨, Sonya Krutikova, subdirectora de investigación de IFS.

Sam Smethers, director ejecutivo de la Sociedad Fawcett, dijo que los datos confirmaban los temores de que la ¨pena de maternidad¨ se hubiera multiplicado por los efectos del cierre. ¨Esto revertirá décadas de progreso en la participación de las mujeres en el mercado laboral a menos que el gobierno intervenga para abordarlo¨, dijo. ¨Lo que muestra este estudio es que estamos retrocediendo y eso es sumamente preocupante¨.

Los hombres  volvieron al trabajo y las mujeres se quedaron en casa cuidando a los niños, sin guarderías o escuelas completamente abiertas durante meses, por esta razón es importante que el gobierno debe priorizar la inversión estratégica para crear una infraestructura de cuidado infantil, reformar la licencia parental para igualar la paternidad en el primer año de un niño y normalizar el trabajo flexible y remoto en la economía post-Covid.

En IMPAQTO contamos con 5 sedes ubicadas estratégicamente para que no tengas que recorrer largas distancias y el trabajo flexible sea más llevadero. Encontrando equilibrio entre lo laboral y familia, como más en www.symphonyofdarkness.com/coworking

Comenzar chat
Hola👋🏼
¿En qué podemos ayudarte?